10/6/14

La “Doctora Juguetes” solo cumple con su deber (Publicado originalmente en Revista CineAndCine)

 ¿Quién no recuerda haber tenido miedo, o al menos cierto cosquilleo en el estómago, cuando sabe que debe ir al médico? Esta serie llamada Doctora Juguetes busca familiarizar a los niños pequeños con las tareas de un médico a través de un argumento sencillo y curioso, y reducir así el grado de ansiedad que muchas veces se presenta.


DOC MCSTUFFINS, STUFFY

Doc es una niña de 6 años a quien su mamá -que es doctora- le hizo un regalo muy especial: un estetoscopio mágico. Gracias a eso sus muñecos y trastos cobran vida convirtiéndose en pacientes o ayudantes. Pero no es eso todo lo que hay que decir de Doctora Juguetes. La serie, que fue estrenada en 2011 en el Reino Unido, es protagonizada por una niña de color y es transmitida por la factoría Disney, criticada en otros tiempos por mostrar posturas racistas en algunos argumentos.


Y es que para muchos esta serie protagonizada por una niña negra ha “salvado” a Disney de un lugar poco privilegiado. Esta reconocida empresa del entretenimiento todavía es recordada por el film Canción del Sur (1946) calificada como “la única película del estudio tácitamente prohibida, nunca comercializada en VHS en los Estados Unidos y no editada en DVD en ningún país a causa de su supuesto racismo”; y también porque no fue sino hasta 2009 cuando incluyó a una princesa negra dentro del argumento de sus propuestas.

Lo cierto es que en los últimos años múltiples series de dibujos animados han incluido el componente étnico en su cuadro de protagonistas. En ese sentido, la presencia de la diversidad, de la aceptación de las diferencias raciales marca de por vida no solo al programa sino también a la marca.

Realmente Doctora Juguetes es rica por su contenido. Ya lo comentamos hace un año en otro post en nuestro blog de educación mediática. La serie presenta un conjunto de personajes principales con todos los ingredientes para la atención infantil. Ellos son: Felpita, un dragón azul dispuesto siempre a ayudar a Doc; Hallie, una enfermera hipopótamo con carácter que presume de responsabilidad; Lambie, una pequeña oveja muy observadora ansiosa de aprender el oficio de Doc; y Friolín, un muñeco de nieve, travieso y nervioso que piensa que todo lo que siente puede ser una grave enfermedad. Doc cuenta con una pequeña clínica –que es su casa de juegos- donde ella es la doctora y sus juguetes los pacientes a los que ha de curar o reparar. Eventualmente también lo intenta con su padre u otro adulto que tenga alguna pequeña dolencia. Tiene una especie de libro de notas llamado El Gran Libro de las Pupas, donde señala cada uno de los problemas con los que se encuentra.

Chris Nee, creadora de “Doctora Juguetes”

Chris Nee es la creadora y productora ejecutiva de esta serie que escribió después de más de 15 años trabajando en programas infantiles. En 2013 Nee daba una entrevista donde afirmaba La animación exige mucha paciencia, y en la cual recordaba cómo su experiencia como madre de un niño asmático la llevó a crear esta serie. El temor al médico en dolencias o enfermedades largas fue lo que le motivó a escribir. Entre sus trabajos destacan su participación como productora ejecutiva y escritora en Sesame Street International y otros programas para Playhouse Disney y Nickelodeon. En 2002 fue galardonada con un Premio Emmy por otra de sus series llamada Little Bill inspiradas en los libros infantiles de Bill Cosby.

we are doc mcstuffins may 2012
Iniciativa “Nosotras somos Doctora Juguete”

Aunque a Estados Unidos Doctora Juguetes llegó en 2012 -al igual que a España-, la serie ha tenido reconocimientos en muchos otros países a donde llega la señal de Disney Jr. (creado en 2010 originalmente para Latinoamérica). La receptividad de este personaje hace que no solo sea querida por niños en edad preescolar sino por adultos también. De hecho, en ese mismo año, 2012, se creó la iniciativa Nosotras somos la Doctora Juguetes, en la cual 131 mujeres afroamericanas médicos de distintas partes del mundo -de las más disímiles especialidades- se unieron inspiradas en la serie para protagonizar unas cortinillas destinadas a Disney y destacar así sus experiencias de vida en el campo de la medicina. Querían dejar el mensaje que todos los niños pueden lograr lo que se propongan en la vida.

Los episodios de Doctora Juguete, que duran de 10 a 12 minutos, ofrecen también canciones originales que suponen un aporte a los contenidos argumentales e incluso incluyen consejos de salud para los niños. Otro de los ejemplos de la buena televisión infantil que transmite vocación por la profesión y por ayudar a los demás. Al fin y al cabo, tal como ella misma dice: “La Doctora Juguetes solo cumple con su deber”.

Es lo que queremos en este blog, destacar lo positivo de la TV infantil –dejamos lo negativo a otros, que ya son muchos- para que pueda ser aprovechado por padres y maestros en las distintas pantallas.
Sitio web: Doctora Juguetes

Nota: Incluye material en formato pdf para que los niños jueguen tales como un diario de salud y bienestar o una gráfica con el instrumental (estetoscopio, otoscopio y el martillo) que utiliza la protagonista de la serie.

Puedes ver capítulos aquí:


Publicado originalmente en la Revista CineAndCine