3/4/14

Conociendo a Peppa Pig

Peppa Pig y el ordenador

Peppa Pig es una cerdita rosa de un programa infantil de televisión”, diría cualquier persona ante la pregunta de quién es este personaje. Efectivamente, es esa cerdita rosa pero ¿conocemos qué transmite esta serie a los niños?, ¿qué encierra esta producción para que conserve el éxito y haya sobrevivido a 10 años de su inicio?

Cuando echamos un vistazo a su historia encontramos que se trata de una serie de dibujos animados de las mejores catalogadas por la gran mayoría de su público. Una de las pocas que se puede denominar “educativa”, aunque el hecho de utilizar esa palabra sea riesgoso por aquel debate de que la televisión hoy no educa sino todo lo contrario. Pero aquí no nos ocuparemos (por ahora) de esa cuestión sino de explorar un poco algunos programas de televisión que rodean a nuestros niños diariamente.

Peppa Pig salió al aire en el 2004 en el Reino Unido como producto de la creación de los especialistas en animación Neville Astley y Mark Baker; un cortometraje de este último, The Hill Farm,  había sido nominado al Oscar en 1990. Su estudio de animación en Londres ya contaba con otra serie animada de éxito como fue The Big Knights (Premio Annecy 2001). Pero lo cierto es que Peppa Pig supone para sus creadores el “caballito de batalla”, pues desde sus inicios en Canal 5 no ha parado de obtener una excelente crítica.

Pero ¿cómo son los personajes en Peppa Pig? Peppa es una cerdita antropomórfica de cuatro años que vive junto a sus padres y su hermano pequeño. Precisamente son esas características humanas atribuidas al mundo animal las que llaman la atención de los niños. En cuanto a su personalidad ella es naturalmente alegre, curiosa, corre, baila, es traviesa. Su único defecto es que a veces es una mandamás. Su propia familia y amigos, como Suzy Sheep (una pequeña oveja), la ponen en su lugar de vez en cuando. El resto de personajes en realidad se puede enmarcar dentro de los roles tradicionales de la familia. La madre, Mama Pig, demuestra ternura, sabe cocinar y es responsable, trabaja desde casa mientras cuida de sus hijos. También están la Abuela Pig y el Abuelo Pig. Se encargan un poco de arroparlos demostrando sus destrezas en la cocina, el huerto y en perpetuar las tradiciones de manera sabia. El hermanito pequeño, George, es la parte dulce de la historia, siempre con su juguete de dinosaurio al lado. Otros personajes son los tíos y primos, y los amigos que pueden ser conejos, gatos, perros, caballos… es decir, otros animales.

Desde el enfoque del merchandising esta serie de capítulos de 5 minutos de duración,  se puede considerar millonaria. Ha sido vendida a 180 países, ha entrado con éxito en el mundo del juguete (con más de 60 concesionarios), además cuenta con libros basados en el personaje, productos como ropa de casa, de baño, consolas, un portal web donde ofrece actividades, juegos, clips de vídeo y visita a la tienda online, eventos en directo en más de 60 espacios, vídeo bajo demanda, DVDs y hasta un parque temático inaugurado en el 2011 en Hampshire, Reino Unido.

A pesar de llevar cerca de 200 episodios producidos en los que se busca llamar la atención hacia lo positivo, los productores han recibido críticas. Por ejemplo, en sus primeros capítulos los personajes conducían sin cinturón de seguridad y sin cascos de bicicleta. Por ello decidieron trabajar sobre los episodios de las dos primeras temporadas y cambiar esos fallos. También han sido acusados de mostrar “estremecedoras posturas feministas”.

Así escribía Piers Akerman, columnista del diario australiano Dayly Telegraph, en un artículo de crítica. Este fue respondido con sarcasmo por su homólogo Álex McClintock, del The Guardian, (“Peppa Pig no sólo es una feminista sino también una rabiosa socialista”), y por Giulia Silviero, de “Il Manifesto” (Peppa Pig, quella pericolosa femminista). Otras quejas han llegado de parte de las madres. Esas son las que más duelen. Y es que el rasgo mandón de Peppa y el resoplido de los personajes son continuamente imitados por los niños. Pero esto último (el ronquido), me parece, que lo llevan mejor…

En fin, esta serie, que se emite con éxito en España a través de Clan (TVE), es reconocida por resaltar valores como la responsabilidad, la igualdad y justicia, la solidaridad, la lealtad, la aceptación del otro, e incluso la promoción de hábitos positivos para la salud, la ecología, y el entusiasmo por aprender cosas nuevas. Sus productores también han incluido temas que aportan a la educomunicación, como el capítulo dedicado a la cámara de vídeo donde se muestra su funcionamiento. Peppa Pig ha sido nominada a numerosos premios, entre ellos al Bafta (11 veces) resultando ganadora en 2005, 2011 y 2012 en el rubro de Mejor Serie de Animación para Preescolares.

Sitios web de Peppa Pig:
http://www.peppapig.com/
http://www.rtve.es/infantil/series/peppa-pig/

Publicado originalmente en Revista CineAndCine