26/7/08

¿Para qué una Educación Audiovisual?

La Educación Audiovisual es de suma utilidad no sólo para los niños y adolescentes sino también para los padres y educadores. En otras décadas los ciudadanos teníamos poco conocimiento sobre cómo se producían los medios audiovisuales, estaban rodeados de cierta "magia" que a la vez era inalcanzable...
Con el paso del tiempo hemos ganado en cierta medida un acercamiento. Es importante que nuestros niños conozcan no sólo cómo se produce un medio como la televisión sino también qué pasa con la industria que la genera, cuáles son los intereses y las estrategias para conseguir objetivos.
Como iremos viendo en España existen escuelas especializadas en enseñar a los niños educación audiovisual ya que hasta el momento no ha sido posible integrarla en el currículo escolar. Basta citar ejemplos como La
Escuela de Cine para Niños de Madrid, el taller Detrás de la Cámara en San Sebastián, el Proyecto Grimm desde Internet o las experiencias de Telekids en Sevilla. Recientemente hemos visto nacer Teleclip, la primera televisión hecha por y para niños que emite también en el ciberespacio. Y muchos otros modelos han crecido fuera de estas fronteras como El Taller el Mate en Argentina o La Matatena en México.
Pero la cuestión es que tanto padres como educadores transitemos la misma senda con un proyecto común de modo que se consiga una verdadera educación ante el medio audiovisual. Es una de las maneras que impedir que niños y adolescentes caigan en errores como el uso de cámaras para grabar el llamado
bulling, el uso de la pantalla como único oasis de sus horas de ocio o el dejarse devorar por el consumismo fruto del desconocimiento de una publicidad exacerbada o malintencionada.

5 comentarios :

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo, amiga Jacqueline. La tele sigue siendo un problema para los que no controlan su tiempo de ocio y aún más los niños. ¡No sabía que hubiesen tantas escuelas de cine para niños! Bien por tu blog!!

Norma dijo...

Jacky:

Me da muchísimo gusto leerte a través de tu blog, me parece muy interesante y prometo seguirte la pista ;)

Saludos!

ANa dijo...

Creo que uno de los aspectos más importantes de que los niños y jóvenes conozcan cómo se produce un contenido audiovisual, radica en su capacitación como espectadores críticos. Una audiencia exijente respecto a lo que ve en cine y televisión contribuye a elevar el nivel en la calidad de las producciones. En definitiva, creo que es un buen antídoto contra la telebasura y un estímulo para el fomento de las buenas ideas en esta área.

Jacqueline dijo...

Gracias, Ana, por tu comentario, estamos en la misma línea de pensamiento. Saludos.

carme dijo...

Hola Jacqueline:
Una antigua alumna me envía la dirección del blog. Me parece una iniciativa muy necesaria en el campo de la comunicación.
Desde el campo de la pedagogía y la educación, también se ve la preocupación sobre estos temas.
Pienso que es importante trabajar de forma complementaria, en equipos multidisciplinares, de apoyo mutuo, y no separadamente, como sucede a veces. Estoy de acuerdo en que los educadores, padres, jóvenes, necesitan aprender los mecanismos audiovisuales (esa alfabetización) para ser mejores críticos, pero el criterio se adquiere también mediante otros contenidos educativos, no sólo a través de técnicas audiovisuales. Por eso, pienso que los profesionales de la comunicación, sobre todo los que se dirigen a un público infantil o juvenil, también requieren de una alfabetización psicopedagógica o al menos de la colaboración con otros profesionales que sí la hayan adquirido (educadores, psicólogos, pedagogos, especialistas en educación visual y plástica, educación artística, neurólogos, etc.).
Saludos.